RIBERA Y RUEDA PRESENTAN LA CAMPAÑA "SI. WHAT´S NEXT".

Los Consejos Reguladores de las dos Denominaciones de Origen invertirán 18 millones de euros durante los próximos cinco años en un plan estratégico conjunto que persigue la mejora del posicionamiento de sus vinos en Estados Unidos  y  el incremento de las ventas. La campaña, al frente de la cual está Felipe González Gordon, la desarrollará la agencia multinacional americana  Weber Shandwick. En la imagen, los presidentes de ambos Consejos Reguladores y el director de la campaña, durante su presentación en Valladolid.

 

Las Denominaciones de Origen Ribera del Duero y Rueda han dado un paso más para la puesta en marcha del plan estratégico con el objetivo de conquistar el mercado norteamericano. Sí el pasado mes de agosto se hacía público el nombramiento de Felipe González Gordon como director de este plan conjunto, es ahora cuando se ha seleccionado, tras estudiar más de 14 propuestas, a la agencia americana que se encargará de diseñar y ejecutar el Plan USA Ribera-Rueda: Weber Shandwick, una agencia multinacional con presencia en 81 países.

           Estados Unidos es en la actualidad el principal consumidor de vinos del mundo, con un total de 319 millones de cajas de nueve litros comercializadas en el último año y un crecimiento significativo y continuado  de la demanda. Aunque es un país elaborador de vino, la producción propia (con más de 7500 bodegas en todo su territorio), no puede abastecer la creciente demanda, lo que le convierte en un mercado de enorme interés para cualquier comarca productora internacional.

          Sin embargo, la complejidad del propio mercado, el hecho de que en cada Estado tiene capacidad legislativa en materia de bebidas alcohólicas y la consolidación de la distribución, complica el acceso de las marcas a los más de 500.000 puntos de venta.

          Aunque Ribera del Duero y Rueda han desarrollado con anterioridad acciones promocionales en Estados Unidos que han llevado a incrementar el número de bodegas en este mercado, la presencia de ambas comarcas elaboradoras sigue siendo menor de la deseada. La campaña que ahora comienza a desarrollarse pretende convertir a los  vinos de Ribera del Duero y Rueda en la locomotora de crecimiento de los vinos españoles en el mercado americano.

             El Plan estratégico se marca como objetivos aumentar el prestigio y reconocimiento de ambas Denominaciones de Origen, así como el número de bodegas presentes en el mercado con el fin último de incrementar las ventas siguiendo una estrategia de diferenciación,  necesaria en  un mercado tan  saturado y competitivo como es el americano. Es por eso que los Consejos Reguladores han conformado un equipo de trabajo potente y perfectamente conocedor del mercado americano, al frente del cual está el director del plan Felipe González Gordon.

            De los más de 110 millones de consumidores de vino que hay en la actualidad en Estados Unidos, hay un grupo de sumo interés al que dirigirse con los vinos  de Ribera y Rueda, por sus ganas de vivir nuevas experiencias, su apertura a probar cosas nuevas y su carácter cosmopolita. Son los denominados Millennials o Generación Y, personas nacidas entre 1982 y 2004 que representan más de 70 millones de potenciales consumidores.

                Los Millennials se mueven como pez en el agua en Internet, manejan a la perfección las nuevas herramientas tecnológicas, tienen enorme presencia en las redes sociales y no dejan de comunicar por estas vías cada una de sus experiencias vitales. Para dirigirse a ellos es necesario hablar su mismo lenguaje y acudir a los lugares, físicos o virtuales, que frecuentan.  Algo que la campaña promocional conjunta de las dos Denominaciones de Origen va a tener muy en cuenta.

            El lema del Plan Ribera-Rueda que ha creado Weber Shandwick es “Sí. What’s next”. Una claim que se traduce literalmente cómo “Sí, ¿Qué viene ahora?”, que tiene múltiples significados.

 

 

http://www.riberaruedawine.com/