KARRA ELEJALDE: “Tengo mucho cariño a los vinos de Ribera del Duero; son impresionantes”

KARRA ELEJALDE: “Tengo mucho cariño a los vinos de Ribera del Duero; son impresionantes”

“Si aprendemos a reírnos de nosotros mismos, estaremos legitimados para reírnos de los demás”.

 

Es acaso el actor de moda, tras su participación en “Ocho apellidos vascos”, la película más exitosa en taquilla de la historia del cine español. Pero, por encima de todo, Karra Elejalde (Vitoria, 1960) es un actor de largo recorrido, un clásico de la interpretación de los que llenan la pantalla más allá de la mayor o menor proyección de la película. Algunos grandes títulos, como “Biutiful”, “También la lluvia” o “Airbag” lo han tenido en su elenco.  Y ha trabajado con Julio Medem, Daniel Calparsoro, Iciar Bollaín, Imanol Uribe, Juanma Bajo Ulloa o Alejandro González Iñárritu, entre otros muchos. Pero, junto al intérprete hay un hombre rabiosamente vinculado a su tierra y muy dispuesto siempre a disfrutar de la vida. Por eso, hoy les presentamos a un Karra Elejalde más cercano, vínculado a sus orígenes, a sus platos, a sus vinos, a un gran enamorado del mundo rural. Y que también habla de nuestro mundo y nuestro tiempo sin pelos en la lengua.

Una entrevista de Rebeca Ruano

Pregunta: Nos han dicho muchas veces que en España no sabemos hacer las cosas bien. Que si los italianos venden más aceite de oliva, aunque el nuestro es mejor. Que si a pesar de hacer vino de gran calidad siempre estamos a la cola. Que si el cine español no gusta ni en casa. Ahora con su nueva película ha roto con ese tópico, recibiendo el abrazo de la crítica y el aplauso del público. ¿Qué tiene que decir a quienes no confían en lo que hacemos aquí? ¿Algún consejo para romper con esos tópicos, como protagonista de la película más taquillera de la historia en España?

Respuesta: Tenemos que valorarnos más, somos muy malos embajadores de nosotros mismos. Sobre todo cuando he tenido ocasión de viajar al extranjero me he dado cuenta que nosotros mismos que nos autoexcluimos, porque tenemos la autoestima muy baja. Somos capaces de maravillarnos con cualquier cosa que no sea nuestra y, sin embargo, lo que tenemos no sabemos valorarlo. Es un problema endémico, que he vivido, en muchas ocasiones, en festivales internacionales de cine, cuando ves a tus compatriotas periodistas hablando mal del proyecto del que ellos son también embajadores, porque la prensa cinematográfica vive también del cine. Pasa con la cultura y pasa también con las materias primas. Tenemos unos aceites increíbles pero siempre parece que son mejores los griegos o los italianos. Tenemos unos vinos magníficos pero decimos que los californianos y los franceses son mejores. Somos así, y creo que deberíamos abandonar esta manera de ser y mejorar nuestra autoestima.

Pregunta: Con la que está cayendo y el hastío de la población parece lógico que este triunfando una comedia en los cines. ¿Considera que la risa es un antídoto que todo lo cura?

Respuesta: Si, sobre todo si empezamos por reírnos de nosotros mismos. Si aprendemos a reírnos de nosotros mismos, estaremos legitimados para reírnos de los demás. Además, esto del humor viene desde la Edad Media, cuando los bufones tenían pábulo para hablar de cualquier cosa, de la impotencia del Rey, de los cuernos que le ponía a la Reina. El humor siempre ha sido un vehículo muy transgresor, muy subversor; pero también desde el humor se pueden cauterizar heridas, limar asperezas, no sé, sanar. El humor es un vehículo maravilloso. Es verdad que está cayendo una muy gorda y que la gente tiene necesidad de reírse, pero por esa regla de tres, cualquier película que se ha estrenado, podía haber servido para ello. A toro pasado veo “Ocho apellidos vascos” y todavía no sé la razón de nuestro éxito. Que haya sido tan exagerado, tan desmedido, a todos nos supera. Ninguno de nosotros nos lo esperábamos, ni mucho menos…

Pregunta: Que vengan muchas sorpresas así

Respuesta: Ah! Hombre, si, si bendito sea Dios.

Pregunta: Pero estáis un poco desbordados incluso por el éxito, ¿os habéis quedado un poco fuera de lugar ante todo lo que está pasando? ¿hasta qué punto podíais prever algo así?

Respuesta: Nosotros hemos hecho lo que teníamos que hacer: promocionarla. Es muy difícil vender películas y llegar a la gente. Yo he vivido ya tres películas, “Año Mariano”, “Airbag” y esta donde me he dado cuenta de que la promoción es básica e imprescindible. Sin que el público se entere de forma masiva, no puedes esperar que acuda. Luego el “boca a boca” o “boca a oreja”, como le queráis llamar, tiene mucho que ver. Que todo el mundo sepa que hay una película en cartelera que se llama así.