Bodegas Resalte de Peñafiel, situada en la cuna del Ribera del Duero, se crea en el año 2000 con el único fin de elaborar vinos de alta calidad. Desde su creación se han utilizado las mejores soluciones tecnológicas y la maquinaria más avanzada, al mismo tiempo que se han preservado los métodos más tradicionales en el proceso de elaboración del vino. La uva con la que se elaboran todos los vinos es 100% tempranillo y procede de 80 ha de viñedos exhaustivamente controlados y seleccionados de diferentes zonas de la Ribera del Duero, lo que aporta una gran complejidad de aromas primarios a nuestros vinos. A lo largo de todo el proceso de elaboración, tanto el transporte de la uva como el movimiento de mostos se realizan por gravedad utilizando la tecnología más moderna, lo que garantiza mayor calidad al vino. En la crianza se emplean barricas de las más prestigiosas tonelerías. La bodega posee 800 barricas de roble, 70% francesas y 30% americanas, que se renuevan cada 3-4 años. La garantía de la crianza reside en la sala de reposo, donde temperatura y humedad se encuentran automáticamente controladas. Resalte cuida la presentación de sus vinos como continuación de la calidad de los mismos, y por ello los viste de blanco, negro y gris, potenciando así la esencia de calidad de la bodega y el vino. El logo, representación de la almena más alta del Castillo de Peñafiel, símbolo de la Ribera del Duero, se expresa con trazos simples pero consistentes tanto en la etiqueta como en el resto de packaging.

Tabs

Sonorama