Es esta una historia milenaria, en la que la cultura romana se mezcló con la tierra y el clima del valle del Duero aportando sus conocimientos en el cultivo de la vid. Así sentaron las bases de lo que hoy, tras miles de primaveras, es una realidad: la conjunción perfecta de un clima, una tierra, una variedad y una mano sabia qe recoja toda esta esencia dentro de una botella. 

En el 2005, la familia Cusiné, siguiendo nuestra larga tradición de pasión y dedicación por la elaboración de los vinos en el Penedès y en el priorat, decidimos embarcarnos en este nuevo proyecto siguiendo las pautas marcadas por los primeros viticultores de la región.

Apreciar un gran vino de la Ribera del Duero es beber un sorbo de historia, una historia que tiene sus raíces en el DOMINIO ROMANO.

Tabs

Sonorama