UNA ILUSIÓN CONVERTIDA EN VINO: MARTÍN BERDUGO La empresa familiar Bodega y Viñedos Martín Berdugo, S.L., tiene 104 has. en el término municipal de Aranda de Duero (Burgos) en pleno corazón de la Ribera del Duero y de la Denominación, entre el tramo final del río Arandilla y el río Duero, sobre la meseta castellana. Hace ya varios siglos, el río Duero a su paso por este mismo pago ya veía crecer viñedos, así lo demuestran documentos remotos únicos que se conservan en el archivo familiar, por lo cual la historia de Bodega y viñedos Martin Berdugo es el legado de generosidad y valores recibidos de sus antepasados, tomando el relevo de generaciones que convirtieron en leyenda los caldos de la zona. Rodeando la bodega se encuentran plantadas en un único pago sus 87 Has de viñedo en espaldera de la variedad Tinta fina o tempranillo, base y alma del prestigio de los vinos de la Ribera bañada por el Duero y que ubicadas en una terraza privilegiada sobre dicho río, formada por terrenos aluviales compuesto por arenas, gravas y cantos rodados, retienen el calor y favorecen la maduración confiriendo al vino unas características muy peculiares en cuanto a color y aromas. La uva de esta zona está marcada por unas condiciones climatológicas extremas: pluviometría moderada a baja, veranos secos, e inviernos rigurosos y largos con oscilaciones térmicas acusadas, propio de la altitud de 800 m. a la que se encuentra. Una minuciosa poda de racimos limita la producción a 4.500 Kg/Ha, muy por debajo de los permitidos por la D.O., persiguiendo obtener la máxima calidad del fruto y evitar las oscilaciones excesivas de calidad. Dentro de la misma finca se encuentra la bodega, que nace en el año 2000, cuando la edad de la plantación garantizó un buen fruto. Esta proximidad a la viña asegura la recepción del fruto en óptimas condiciones que se realiza mediante vendimia manual. En todas las fases del proceso se aplican las últimas tecnologías y conocimientos, comenzando desde la cepa– alma de este negocio-trabajando exclusivamente las cosechas de sus propios viñedos, pasando por la fermentación del mosto que se lleva a cabo en depósitos de acero inoxidable, con el uso de levaduras autóctonas y control de la temperatura en cada momento, así como en la crianza destinando barricas nuevas de roble americano y francés, hasta terminar con el embotellado y guarda. Se busca retornar al concepto originario de vinos de Ribera de Duero, dando prioridad a la fruta en los aromas y la potencia del color, transmitiendo la esencia de las distintas zonas del viñedo en cada tipo de vino. Martin Berdugo tiene como constante objetivo hacer un vino elegante y directo, para los nuevos amantes del mundo del vino que convierta cada encuentro en inolvidable. No en vano, está considerada una de las bodegas con mejor trayectoria en sus años de elaboración, con una satisfacción en cuanto a calidad versus precio excelente, estando entre los pocos vinos que con esta insuperable gama de calidad se pueden adquirir a un precio tan razonable justificando la alta aceptación tanto entre sus clientes como en críticos especializados del sector. Destacar su paisaje enológico natural basado en el respeto, sensibilización y mimo del entorno que le hacen ser una de las bodegas más buscadas para visitar por particulares y portales de internet de turismo vinícola. Implicación especial en la cultura proponiendo periódicamente dos concursos, uno de micro comic que se plasma en los vinos jóvenes y otro de micro relatos que como lema “La Felicidad” forman parte de sus leyendas en los vinos con crianza convirtiéndose en una de las iniciativas más significativas y originales abriendo las puertas de la Ribera del Duero al mundo.

Tabs

Sonorama